Própositos Comunes

“DE HABITANTES A CIUDADANOS”

Propósitos comunes para un Diálogo Ciudadano

Los abajo firmantes, representantes de distintos credos y de organizaciones de la sociedad civil, saludan la iniciativa de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJP) organismo de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) de la Iglesia Católica y adoptan los siguientes Propósitos Comunes para el Diálogo
Ciudadano:

Nos reunimos, cercanos a la conmemoración de los 200 años del nacimiento de nuestra patria independiente, para contribuir a la construcción de una Argentina en la que todos sus miembros alcancen los beneficios de una sociedad justa y humana, solidaria integral y éticamente desarrollada.
Nos anima el espíritu de diálogo y de construcción conjunta, la construcción de vínculos basados en la confianza recíproca.

El lema “De Habitantes a Ciudadanos”, promueve un ámbito de encuentro abierto y plural, deliberativo y
generador de propuestas, donde las voluntades sectoriales se articulen en la búsqueda del bien común. Un espacio de promoción de una ciudadanía responsable, capaz de participar y consensuar caminos para la solución de sus problemas, en el marco de una democracia participativa. Un espacio que busca construir una cultura del encuentro, con amplitud federal.

Tomamos como eje de trabajo la “inclusión social”. Deseamos un país sin excluidos, con justicia social.
Nos basamos en la Constitución de la Nación como Pacto organizador que brinda las garantías, derechos y motivaciones por los cuales desarrollar la conciencia cívica y el compromiso ciudadano, superador del individualismo que nos impide concretar un proyecto de país.

Buscamos promover, en el marco de las instituciones democráticas, la elaboración de propuestas de  políticas públicas, con miras al bien común en el mediano y largo plazo, que pondremos a disposición de la sociedad toda y de las autoridades, según los mecanismos institucionales de decisión, previstos por nuestra Constitución. Contribuyendo a que el país logre tener después de muchos vaivenes y desencuentros un rumbo consensuado, cierto y predecible, que genere confianza y dé marco y sentido a
los esfuerzos de todos.

Tenemos como horizonte temporal, el período del Bicentenario (2010-2016), al que consideramos como una oportunidad histórica de concretar cambios positivos para nuestro país.
En este ámbito interactúan diversos actores sociales que representan a diferentes sectores de la sociedad y está abierto a todos los sectores del país que deseen trabajar juntos como protagonistas de un proyecto común.

Invocando la ayuda de Dios, fuente de razón, de justicia y de amor, adherimos a estos Propósitos para un Diálogo Ciudadano con la presencia de los siguientes credos y organizaciones, a través de sus respectivos representantes.

Buenos Aires, 30 de julio de 2007, en la sede de la CEA, Suipacha 1032